Cuando hablamos de “BUNDT CAKE” tenemos que visualizar una pieza de repostería que se caracteriza sobre todo porque ha de cocinarse en un molde “bundt cake”, es decir, en un molde con “huequito” en medio, jejejeje

En mi caso, como me gusta romper las normas y, quería que vieras que con lo que tienes en casa te puedes hacer un apaño, lo he hecho en un molde rectangular, cierto es que, la cocción se puede alargar unos 5 o 10 minutos que la cocción normal por no tener el “huequito” en este caso, ha superado la prueba y, sale un cake esponjoso, compacto y súper rico.
Como te comentaba cuando hablamos de un “Bundt Cake” tenemos que diferenciarlo de un bizcocho casero ya que, por su composición son bizcochos con una carga de azúcar mucho más alta que la de un bizcocho normal.

Cierto es también, porque no deja de ser una receta americana y, como ya os comenté cuando hablé de mi experiencia en Estados Unidos, cada país tienes sus “hábitos” y tenemos que entenderlo.

Es importante si vas a usar un molde “bundt cake” que esté bien engrasado, por lo que no dudes en usar spray desmoldable.

𝐋𝐨𝐬 𝐬𝐞𝐜𝐨𝐬 𝐝𝐞 𝐞𝐬𝐭𝐚 𝐫𝐞𝐜𝐞𝐭𝐚 𝐬𝐨𝐧:

𝟸 𝘵𝘴𝘱 𝘥𝘦 𝘭𝘦𝘷𝘢𝘥𝘶𝘳𝘢
𝟸𝟷𝟶 𝘨𝘳 𝘥𝘦 𝘩𝘢𝘳𝘪𝘯𝘢
¼ 𝘵𝘴𝘱 𝘥𝘦 𝘴𝘢𝘭 𝘧𝘪𝘯𝘢

No te olvides de precalentar el horno y, a la hora de mezclar los secos con el Buttermilk recuerda que, primero añades ¼ de los secos, luego puedes poner mitad de los líquidos, otro ¼ de los secos, el resto de los líquidos y, por último, el resto de los secos.


Descarga aquí tu receta

Comentarios
* No se publicará la dirección de correo electrónico en el sitio web.