Una mezcla que nunca falla.Las fresas y el chocolate blanco dejan un sabor en boca que te incita a seguir comiendo más. Si además las acompañamos de una buena copa de cava, peli y la mejor de las compañías forman el planazo ideal para este San Valentín.


Descarga aquí tu receta


Comentarios
* No se publicará la dirección de correo electrónico en el sitio web.