Marrón Glacé o, Castañas glaseadas.Un sabor que, aunque hoy lo podemos disfrutar todo el año gracias a empresas como “Cuevas”, ahora que es época de castañas os invito al menos una vez hacerlas en casa.Es una receta bastante laboriosa, no porque tenga muchos procesos, sino que, una de sus características es su confitado en un almíbar durante días, pero como todo buen sabor que se precie, la espera merece la pena.Existen variantes, hay a quién le gusta al brandi, algo caramelizadas etc, pero a mí, como estas ninguna.Tenemos la gran suerte de que, aunque existen infinidad de tipos de castañas, las gallegas tienen un prestigio y reconocimiento a nivel mundial, por lo que si puedes hacer uso de ellas no lo dudes en ningún momento.Sé también que es una materia prima algo carilla, pero de verdad que merece la pena, aunque sea una vez al año comprar medio kilo y deleitarse con ellas.Además, como os comenté, las próximas semanas las castañas estarán muy presentes en varias recetas, por lo que estate atenta que seguro que te gustan.Recuerda que “aquí no tiramos nada” por lo que las castañas que se te pasen de cocción o se rompan, NO ME LAS TIRES. Guárdalas en nevera o congeladas que en la sección de “aprovechamiento” te daré varios tips para aprovecharlas en varias elaboraciones.


Descarga aquí tu receta

Comentarios
* No se publicará la dirección de correo electrónico en el sitio web.