No hay nada como levantarse y empezar el día con un buen desayuno ¿verdad?
Hoy os propongo hacerlo con una receta de siempre, pero con un sabor como nunca.

Y es que, ¿𝘲𝘶𝘪é𝘯 𝘴𝘦 𝘳𝘦𝘴𝘪𝘴𝘵𝘦 𝘢 𝘶𝘯𝘢𝘴 𝘣𝘶𝘦𝘯𝘢𝘴 𝘮𝘢𝘨𝘥𝘢𝘭𝘦𝘯𝘢𝘴 𝘦𝘯 𝘦𝘭 𝘥𝘦𝘴𝘢𝘺𝘶𝘯𝘰?


Pues yo os propongo darles una pequeña vuelta y hacerlas un poco “más nuestras”. 


Es por eso por lo que en esta receta encontraras que la carga de grasa se la vamos a dar con aceite de oliva suave, si si, aceite de oliva suave.


𝐀𝐥 𝐩𝐫𝐢𝐧𝐜𝐢𝐩𝐢𝐨 𝐭𝐞 𝐩𝐮𝐞𝐝𝐞 𝐬𝐨𝐧𝐚𝐫 𝐮𝐧 𝐩𝐨𝐜𝐨 𝐫𝐚𝐫𝐨, 𝐩𝐞𝐫𝐨 𝐜𝐫𝐞́𝐞𝐦𝐞 𝐬𝐢 𝐭𝐞 𝐝𝐢𝐠𝐨 𝐪𝐮𝐞 𝐬𝐨𝐧 𝐮𝐧𝐚𝐬 𝐦𝐚𝐠𝐝𝐚𝐥𝐞𝐧𝐚𝐬 𝐞𝐬𝐩𝐞𝐜𝐭𝐚𝐜𝐮𝐥𝐚𝐫𝐞𝐬. 


Es muy importante que respetes el reposo, es más, te diría que si en ves de 1 hora le das 2 mejor que mejor. Eso sí, el reposo en nevera.


Además, como sé que esta receta os va a encantar en el próximo post os compartiré un video con el paso a paso.


Descarga aquí tu receta

Comentarios
* No se publicará la dirección de correo electrónico en el sitio web.